¿Cómo saber cuál es mi punto de partida?

.

Fuerza

Aprender a escuchar a tu cuerpo es una habilidad.

Una vez que empiezas a escuchar y comprender verdaderamente tu cuerpo, ya sea en lo que respecta a la fuerza o la movilidad, las ganancias no solo serán más rápidas, sino también de una manera mucho más segura y eficiente.


Hay dos maneras de encontrar nuestro punto de partida, las cuales nos enseñarán muchísimo sobre nuestro cuerpo:


1 Nivel actual de fuerza:

Se refiere a la potencia que tienes. Lo puedes medir contando tu máximo número de repeticiones de push ups, controlando la respiración y manteniendo la técnica.
Recuerda que la fuerza es relativa. Cada individuo está dotado de diferentes habilidades, y podemos aumentar el punto de partida de fuerza con un entrenamiento inteligente.


2 Nivel actual de movilidad cardiovascular:


Se refiere a la resistencia que tienes para controlar tu respiración y tu ritmo cardíaco mientras ejecutas un movimiento aeróbico. Lo puedes medir contando tu máximo número de repeticiones de jumping jacks. Detente cuando te sientas fatigado de respirar. 


Es importante que evalúes tu cuerpo y establezcas puntos de partida al comienzo de tu entrenamiento. Tus puntos de partida te ayudarán a obtener ganancias más rápidas y a mantenerte alejado de las lesiones. Al tener un punto de partida para probar antes de cada entrenamiento, comenzarás a entrenar de manera más inteligente, no más difícil. 


Tus coaches escriben para ti.