Bodyweight: entrenar con tu propio peso.

.

Hiit

A pesar de los prejuicios que se tienen, el entrenamiento con tu propio peso es el primer paso para ser más fuerte. ¿De qué otra manera podríamos construir fuerza mental y física para vencer retos, vencer nuestros propios miedos o competir en algún deporte? 


El entrenamiento con tu peso corporal es ideal para las personas sedentarias que quieren empezar una disciplina con buenas rutinas, donde la estética no es el fin, sino la propia conciencia corporal. Es una de las formas más primitivas de ejercitarnos y tal vez una de las más veneradas, ya que ha evolucionado a través de los años. 


Creemos que la fuerza tiene un propósito mayor, y ese propósito va mucho más allá de la capacidad de cargar pesas. Nuestros cuerpos están diseñados para adaptarse y poder interactuar con el mundo que nos rodea. La clave está en la constancia, la disciplina, las rutinas, la aceleración y los cambios de ritmo. 


El entrenamiento con tu propio peso tiene como ventaja que se puede practicar en cualquier lugar, no necesariamente en un gimnasio, ya que no se utilizan aparatos o aditamentos. Los beneficios: conciencia corporal, tonificación de músculos, agilidad física y mental, ejercicio cardiovascular que te permite desarrollar tu resistencia y perder peso, además de la fuerza interna que ganas a través de la disciplina y la voluntad. 


Tu fuerza no es un regalo, es un logro a base de disciplina. Ser testigos de lo fuertes que podemos llegar a ser, es realmente motivador. 


Tus coaches escriben para ti.